En el pueblo de Abiego puedes visitar:
LA FUENTE PÚBLICA, de varios caños que se completa con el lavadero y abrevadero. Fue construida entre finales del siglo XVI y principios del XVII, recientemente restaurada.
LA COLEGIATA SANTA MARIA LA MAYOR. De antigua mezquita y castillo árabe, paso a iglesia y fortaleza cristiana con la reconquista. Es una de las más bellas y armónicas construcciones del gótico rural tardío, por ser la única del Somontano de planta de cruz latina.
EL YACIMIENTO DE LA FONDOTA. Son huellas fosilizadas que dejaron en el barro hace 33 millones de años, las manadas de herbívoros ya extinguidos que habitaban estos territorios. Las huellas que dejaron en el barro se llenaron de hojarasca, protegiéndose así de la erosión. Después, los movimientos tectónicos llevaron estas marcas a las profundidades de la tierra, donde las grandes presiones convirtieron la tierra en piedra.
EL MONUMENTO AL SIGLO XX. Esta obra del escultor alemán Ulrich Rückriem, se encuentra a un 1 km del pueblo, en la cabañera. La composición geométrica a base de 20 estelas de granito rosa, tiene como fondo y referente las montañas, el bosque de carrascas y la población de Abiego. Las columnas están dispuestas de tal forma, que nunca puedes contarlas todas.
EL CONVENTO DE SAN JOAQUÍN. Acogió una comunidad de monjas clarisas, fue también colegio y fábrica de curtidos. Lo más destacado es su hermoso oratorio. Está dotado de tribunas que se abren a la nave entre pilastras de orden gigante y bellas molduras.
EL PUENTE ROMANO. El camino a lo largo del barranco del Tejar nos conduce a él. El Puente Romano sobre el río Alcanadre, de tipología romana es obra del gótico.
MOLINO DE ACEITE. Podemos ver el molino de piedra y muchos objetos antiguos utilizados en el campo.